Promo banner TVSC

“Impuesto Metropolitano”

aldo-ciprian-model-opinio
El pasado mes de enero del 2019 Sant Cugat entró en la Zona 1 de transporte metropolitano. Esta había sido siempre una reivindicación histórica de todos los gobiernos de la ciudad y de la oposición.

En el 2017, bajo el bipartito PDECAT + PSC, se volvió a retomar la propuesta y echó a andar en la AMB (Área Metropolitana de Barcelona) con el beneplácito inicial del equipo de gobierno de Sra. CONESA, y el apoyo de lo votos de PSC, ERC y COMUNS que gobernaban la AMB. Todo a espaldas del plenario municipal.

A partir de ese momento, Sant Cugat tenía que pagar una cuota de 7 M de € al año (posteriormente reducidos a 4,2 M de €) en un nuevo impuesto metropolitano que iba a ligarse al valor catastral de las viviendas y que no definía, en ningún momento, los beneficios sociales que conllevaba la incorporación al selecto club de la Zona 1.

El impuesto metropolitano ha empezado a llegar este mes de octubre a nuestras casas y comercios significando un desequilibrio importante en la complicada economía de los particulares y negocios.

Un inciso, Cs Sant Cugat siempre votamos en contra del acuerdo cuando la “letra pequeña” del contrato iba a significar una aportación de 7 millones de euros cada año. ¿Alguien en su sano juicio, tratándose de su dinero, habría votado diferente?

Deixa un comentari